jueves, 8 de noviembre de 2012

Es igual pero no es lo mismo

(Bestiario de la gráfica nacional)
 
 
El Dibujante de Historietas.

Taciturno, melancólico y escuálido. En cuenta regresiva hacia el final de sus días. Heredero de la "época dorada"; generalmente uno se dirige a él como "maestro".
 
 
 
 

El Dibujante de Comix.

Optimista hasta la tumba. Brilló en los '80 y/o `90. Aún se requetecontra publican sus obras y hoy es parte del cuerpo docente de algún instituto profesional. Su look es siempre lolein y taquillero.

 
 

El Novelista Gráfico.

Pije por antonomasia (de lo contrario sería solo un vulgar comiquero). Se caracteriza por saltar de la hoja de cuaderno al couché con tapa dura de una. Se le identifica por su marcada pose intelectualoide.

 
 
 

El Mangaka.

Obtuso, generalmente no se le entiende lo que habla. Casi nunca dibujan correctamente manos y pies. Eso si, producen como condenados.

 

 
El Cabro Fanzinero.
Thrash, Punk o vegano. Lo suyo es "ir en contra". Las propuestas son "alternativas" y "autogestionadas". No pasa de las fotocopias y rara vez se pone con algo en la casa.
 
 
 

El Humorista Gráfico.

Es paradójicamente serio, tirando a grave. Lo suyo es el humor rebuscado y de pocos amigos. Pulula entre el cómic y el arte y su larga e intelectual barba le prohibe asomarse a los eventos ñoños. (Por ello envía a otros con su material).



 
 

4 comentarios:

  1. GENIAL COLEGA!!!! SACO APLAUSOS!!!

    ResponderEliminar
  2. Y las comiqueras, que no existen las mujeres? que machista xDDD <-- trolla

    ResponderEliminar
  3. El tema da para mucho más... paciencia señoras.
    R.

    ResponderEliminar

Con confianza...